En el mundo de los tatuajes para mujeres hay uno que se sale de lo que normalmente os mostramos en el blog pero que es muy importante en cuanto a estética facial se refiere. Estamos hablando del microblading de cejas y a continuación os vamos a explicar en qué consiste, en qué casos aplicarlo, qué materiales se necesitan para realizarlo y os mostraremos ejemplos de microbladings perfectos.

¿Qué es el microblading de cejas?

Qué es microblading

El microblading es un tipo de tatuaje temporal que consiste en recrear la forma de las cejas tatuando pelo a pelo de forma muy precisa y recreando el aspecto natural del pelo. Es un tatuaje semipermanente o temporal porque está situado en la epidermis y dura entre uno o dos años. Se trata de un procedimiento manual, es decir, no se realiza con maquinas, sino con una pluma con aguja cortante mojada en pigmento. Por lo tanto, es menos agresivo que la micropigmentación de cejas, que sí es permanente y el pigmento se introduce en la dermis, como los tatuajes. Por lo tanto, se produce una menor inflamación y mejor cicatrización de la piel. Es un tratamiento que puede resultar molesto, pero es soportable.

¿En qué casos hay que recurrir al microblading de cejas?

Microblading de cejas antes y después

Hoy en día, las cejas son clave en la belleza de la mujer (y del hombre) y el microblading ofrece resultados realistas ante la caída del pelo en esta zona por causas naturales, como paso del tiempo, o por causas externas, como consecuencias de tratamientos como la quimioterapia. Muchas mujeres que tienen las cejas poco pobladas o con un tono de pelo muy claro por cuestión genética y quieran un mayor grosor de cejas o un color determinado por cuestión de estética, también suelen recurrir al microblading. De este modo, pueden lucir unas cejas espectaculares como si siempre estuviesen maquilladas y, así, ahorrar tiempo en su maquillaje diario.

Te puede interesar  +25 Tatuajes de Mujer con Animal en la Cabeza

 

¿Qué materiales son necesarios para el microblading?

Es muy importante que en el procedimiento se usen agujas nano para el microblading de cejas en las plumas. Son un tipo de agujas de calidad para realizar este tratamiento estético, ya que son extrafinas y se fabrican en acero quirúrgico japonés. También es esencial que se trabaje con pigmentos de calidad especiales para el microblading y que recreen con máxima fidelidad el color natural de las cejas.

Ejemplos de microblading de cejas perfectos

Pensad que el microblading de cejas, a pesar de ser temporal o semipermanente, lo vais a tener que llevar en vuestro rostro durante uno o dos años. Por lo tanto, hay que recurrir a técnicos con experiencia, como lo es la técnico Katherine Valencia. Es especialista en ello y, además, es formadora de profesionales. No dudéis en poneros en contacto con ella para que os realice este servicio en Madrid. A continuación os vamos a mostrar una serie de imágenes de trabajos realizados por Katherine Valencia en MicroStetic que son un ejemplo perfecto de cómo deben de quedar cuando se trataba de forma personalizada y siguiendo la proporción áurea para crear un diseño de cejas que encaje perfectamente con la forma de la cara y de los ojos.

Esperamos que os haya quedado claro qué es el microblading de cejas y en qué casos conviene recurrir a él, los materiales que debéis pedir cuando acudáis a un centro de estética o a un centro especializado y que, si estáis en Madrid, no dudéis en acercaros a MicroStetic, ya que son verdaderos especialistas en ello.

 

Te puede interesar  Microblading: Tatuajes en Cejas