Un tatuaje ya no es para siempre, un concepto que, gracias al avance de la tecnología, ha pasado a mejor vida. En la actualidad, existen varios métodos, nada caros, para eliminar fácilmente los tatuajes

Antes y después de la eliminación de un tatauje con láser en la clínica IML

Existen muchos motivos para arrepentirse y querer quitar tatuajes que alguna vez representaron algo. El nombre de un amor que se terminó, un cambio en el gusto estético, un mal diseño… afortunadamente, ahora no hay por qué cargar con ellos de por vida. La tecnología láser consigue borrarlos de forma rápida y con un precio sorprendente, aunque es muy difícil eliminarlos al 100%. Aunque este no es el único sistema útil para borrar tatuajes, sí es el más eficaz y limpio de todos.

Técnicas para borrar un tatuaje. El láser

Existen dos caminos para hacer desaparecer un tatuaje que, por el motivo que sea, ha dejado de gustar.

Por un lado, si la atracción por estos dibujos en la piel no ha desaparecido, se puede rediseñar el tatuaje original para convertirlo en otro completamente distinto. Para ello se puede contar con la ayuda de un diseñador que redibuje sobre el papel el tatuaje, y elegir después alguna de sus propuestas para que el tatuador trabaje sobre la piel. O bien, se puede acudir directamente al tatuador y confiar en su criterio y creatividad.

Por otro lado, está el tratar de borrar por completo el tatú. El grado de eliminación que se va a conseguir dependerá del tiempo que lleve el tatuaje en la piel, el tamaño y las tintas que se utilizaron. Las técnicas más habituales son el láser, la abrasión salina, la escisión y el estiramiento de la piel. En cualquier caso, es absolutamente normal eliminar tatuajes hoy día, con la ventaja añadida de unos precios cada vez más bajos gracias a las tecnologías utilizadas.

Te puede interesar  Tatuajes en la CARA para mujer: + 25 diseños muy impactantes

Eliminación de tatuajes con láser

Posiblemente, el medio preferido para eliminar tatuajes por encima de cualquier otro. La tinta utilizada es muy difícil de eliminar, la propia piel trata de hacerlo constantemente sin lograrlo. Se necesita una herramienta potente como un láser para quitarlo de forma eficaz sin causar un daño excesivo a la persona que porta el tatuaje.

Pero este trabajo no puede ser llevado a cabo por cualquier tipo de láser. Para eliminar el pigmento utilizado en estos dibujos, es necesario utilizar el conocido como láser de pulsación ultra corta, los cuales emiten ráfagas muy calientes, cortas y rápidas para calentar y desnaturalizar las partículas de la tinta.

Por ello, la calidad de la tinta utilizada es tan importante, ya que no absorben la misma longitud de onda de luz. Para que el láser sea eficaz, descomponga la tinta y consiga borrarla, tiene que programarse exactamente con la longitud de onda adecuada. Más complicado aún es cuando un mismo tatuaje ha usado distintos pigmentos, entonces será necesario utilizar distintos adaptadores para el aparato láser.

Tiempo que requiere este tratamiento

Como norma general, el tatuaje queda borrado completamente o con signos muy leves de su existencia cuando se aplica la tecnología láser. Pero esto no ocurre en una sola sesión, hay que realizar varias visitas al profesional antes de conseguir unos resultados plenamente satisfactorios. Este tiempo dependerá de factores como el lugar del tatuaje,  el tipo de pigmento y la antigüedad.

Como norma general para la micropigmentación serán pocas las necesarias, con duraciones de 15 minutos, y una semana de recuperación. Para los tatuajes con tinta negra, serán un número de sesiones media con duraciones de entre 30 y 60 minutos, con 10 días de recuperación entre sesiones. Y para los tatuajes con colores serán necesaria bastantes sesiones con duraciones de entre 1/2 y 1 hora y, también con 10 días para que la piel se recupere.

Te puede interesar  Tatuajes espirituales (Buda, Om y mandalas) en la espalda para mujer

El láser daña la piel por lo que se deben distanciar las sesiones para que de tiempo de recuperarse, dependiendo del tiempo de recuperación de cada tipo de piel. En definitiva, el borrado de los tatuajes con láser es eficaz, pero requiere tiempo. Entre el número de sesiones y los periodos de recuperación, es fácil alcanzar el año entero para hacer desaparecer definitivamente el tatuaje.

La eliminación de tatuajes con láser duele

Es esta una de las principales preguntas que se hacen los interesados, la respuesta es que sí. El láser es una luz concentrada a una elevada temperatura, por lo que no cabe otra opción que sentir esa quemazón en la piel. No es, por otra parte, insoportable, muchos de los que ya han sido sometidos a este tratamiento lo comparan con el dolor que sintieron al hacérselo, ni más ni menos.

Precios para eliminar un tatuaje

El coste para borrar tatuajes mediante la tecnología láser es de unos 466 euros, con un mínimo de 4 sesiones. Aunque este precio es muy orientativo, ya que dependerá, como cabe suponer, del tamaño, de los pigmentos utilizados, de los distintos tipos de láser que se utilicen, del lugar elegido donde quitar tatuajes

En cualquier caso, el uso de la tecnología láser es el más conveniente, cuando se trata de eliminar tatuajes, antes que otros métodos como pueden ser; la abrasión salina (usar sal para actúe como lija, muy doloroso), la escisión (cortar pequeñas porciones de la piel, deja cicatrices) y el estiramiento de la piel (para tatuajes muy pequeños, se estira la piel y después se corta).

Te puede interesar  Eliminación de tatuajes con el Láser Q-Switched: ¡Mirad los resultados!